3 de febrero de 2012

HOY ES SAN BLAS

Hoy es San Blas, mientras un reguero de niños acompañará al Santo, a mi me vienen a la memoria todos aquellos momentos que viví contigo y no volverán. Hoy intento recuperar aquellos instantes de mi niñez, donde la calidad humana y la bondad llenaron mi vida.

Pasa el tiempo, y la vida, y aunque madurámos en la realidad de nuestro entorno, yo sigo volviendo en mis adentros a buscarte en la edad de tu ternura.

En estos tiempos que corren, donde es más fácil ser lo que los demás quieren que seas a ser uno mismo, me aferro más a tus enseñanzas, a tu lógica inteligencia, a ser como siempre fuimos, a la transparencia de la persona, y a la fidelidad a nuestras ideas. Nunca te hizo falta gritar ni darte golpes de pecho, para desarrollar tus capacidades e ideales, no fue necesario, porque creíste y me hiciste creer en la persona, no en las apariencias ni en la vanidad, creer, a corazón abierto, que el hombre es humano, en este mundo falto de humanidad.

Hoy estuve hablando con María, ejemplo de sacrificio, a tu lado hasta el ultimo suspiro, siempre lo hago el día 3 de Febrero a primera hora, nunca le refiero el porque de tan temprana llamada el dia de San Blas, pero los dos lo sabemos, y tenemos esa extraña sensación, que el vacio que dejaste, hoy no lo es tanto.

No recuerdo cuantos años cumplirías en este día donde las cigüeñas empiezan a anidar, mas de 90 quizás…, No me importa no recodarlo, porque para mi, te quedaste, para siempre, en la edad eterna de la añoranza, en esa edad en la cual los recuerdos afloran en cada atardecer en el Prado, o en la sincera sonrisa de un niño...

1 comentario:

Ignacio Sánchez Calero dijo...

No tengo ni idea a quien va dirigido, pero el leerte me ha obligado a comentarte, porque debe sentirse orgulloso del mensaje que dejó en ti.

Magnifica entrada.
Un saludo fortisimo y piadoso, siempre piadoso