23 de abril de 2012

EN SAN JUAN DE LA PALMA

A Fernando y José Manuel:
Por su cariñoso, sincero y maravilloso gesto, no pudo ser...
Por hacerme sentirme una pequeñita parte de esta gran Hermandad.
Por hacer que el sábado antes del Domingo de Ramos sea un día especial, ya casi convertido en tradición, en el que tan cerca tenemos al  Señor y a su Madre de la Amargura, y que tengo la suerte de compartir con mis amigos, vosotros y vuestras maravillosas familias, no tardaran mucho en estar por allí Ana y Marta.
Y por el detalle que tuvistes con mi hija.
¡Por siempre agradecido!







3 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias a ti amigo, y que pasemos buenos ratos durante muchos años.

Anónimo dijo...

¿no sacaste fotos de ese pedazo de javi mesa cargando bancos?

Jose Maria Pastor Muñoz dijo...

jajajajajaja....

No, no tengo ningun testimonio grafico de ese gran momento, en el que el banco salia hacia la calle, siempre de frente, en manos de Javier.

Un abrazo