5 de febrero de 2014

LA FELICIDAD DE HUMANIZARSE

"Tienes que humanizarte", dijo mi compañero después de un mes de enero duro de trabajo en la oficina.

Al principio me lo tomé como un halago por mi forma de trabajar, pero pasados los días comprendí que aquella expresión encerraba un significado totalmente contrario a lo que yo creí entender, y es que para una persona dejar de lado "el ser humano" es convertirse en algo mecánico, frío, triste...

Así que, ayer, y aunque el día fue complicado de más, cuando llegue a casa sólo esboce una sonrisa, y presto me dispuse a cargar la batería del cariño que es el corazón, y después de jugar y reír, la cogí en mis brazos apoye su cabecita en mi pecho y nos dejamos vencer por el sueño de la alegría.

Al despertar, lo comprendí todo, y es que nuestra auto-exigencia y competitividad nos ciega, dejamos apartada nuestra humanidad, nuestra felicidad y la de todos los que nos quieren. 

2 comentarios:

roneando dijo...

totalmente deacuerdo, yo por lo menos me veo identificado en tu refelixion, pero la vida es la vida amigo, ojala y todo fuese mas facil

Mada Leon dijo...

La realidad de nuestro día a día perfecta y dulcemente retratado con tus palabras.
Un saludo